9849 México, Parametría, Imparcialidad de las Instituciones

Imparcialidad de las Instituciones En México los procesos electorales son una prueba a la que se ven sometidos diversos organismos como los gobiernos locales y federales, medios de comunicación e instituciones electorales.

Durante las elecciones de 2006, 2009, y 2012, Parametría ha dado seguimiento a la percepción que los ciudadanos tienen de las instituciones mexicanas respecto a su conducción en las contiendas. Desde las elecciones de 2006 hasta las contiendas de 2012, una tercera parte de los mexicanos desconfía de la imparcialidad de las instituciones en general.  Ésta constancia se observa en 2006 y 2012, años en los que se votó para elegir Presidente de la República.

En las votaciones intermedias de 2009 la percepción de parcialidad de las instituciones bajó cuatro puntos porcentuales, en ese año, sólo el 28% de la población cree que las instituciones son parciales.

En la encuesta de salida de 2012, el 32% de los votantes señala parcialidad de las instituciones en la elección presidencial. Aunque si se analiza a cada institución por separado, se puede apreciar que la percepción de parcialidad de las instituciones evaluadas varía entre el 26% y 37%.

El más imparcial

En ésta contienda, el 26% de los votantes consideró que la actuación del IFE fue parcial en el proceso electoral y el 74% opinó lo contrario. Pero a pesar de ser la institución mejor evaluada en términos de imparcialidad, se observa un aumento de 3 puntos porcentuales (de 23% en 2006 a 26% en 2012) en la apreciación de parcialidad del organismo en un período de seis años.

En las elecciones de 2006 y 2009, aquellos que veían al árbitro electoral como parcial, indicaban que era el PAN a quien el IFE había favorecido. En la elección del 2012 fue el PRI el que ocupó este lugar.

Las medianamente imparciales

Las segundas instituciones mejor calificadas en imparcialidad fueron la radio y los periódicos, ya que el 30% y 31% respectivamente evaluaron como parciales ambos medios. La radio y los periódicos mantienen un alto nivel de imparcialidad desde 2006.

En el rubro gubernamental; siete de cada diez votantes piensan que su gobernador ha sido neutral en los procesos electorales, aunque aquellos (32%) que califican de parciales a los ejecutivos estatales opinan que estos favorecen a los candidatos de su partido. Hay que destacar que -en este nivel de gobierno- la población responde que el partido más favorecido es el PRI, debido a que la mayoría de los gobernadores de los estados provienen de este instituto político.

En ésta valoración, la figura del Presidente de la República ha tenido altibajos. En junio del 2006, en el sexenio de Vicente Fox, la institución presidencial fue calificada como tendenciosa. 48% de la población consideró al presidente Fox como un presidente parcial. Ésta percepción disminuyó con Felipe Calderón, en las elecciones intermedias de 2009.

Sin embargo, en mayo del año en curso, la institución presidencial volvió a ser juzgada de ser parcial. Cuatro de cada diez encuestados notó en el presidente Calderón cierta preferencia por Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN. Este favoritismo disminuyó considerablemente para el 1 de julio. Es posible que ésta percepción se explique en parte a la caída de la candidata panista en las preferencias.

Del 34% de los ciudadanos que acusa al presidente Calderón de entrometerse en la elección, un 45% opina que fue en beneficio de su partido, y el 24% cree que se inclinó en favor del PRI.

La parcial

En la contienda electoral del 2012, la televisión -dentro de los medios de comunicación- ha sido la más tendenciosa en opinión de la gente. El 37% de los votantes no considera a la televisión un medio imparcial. La ciudadanía opina que el medio televisivo ha favorecido a Enrique Peña Nieto. En abril del presente año este dato fue de 57%, para mayo la apreciación de una preferencia abierta por el candidato priista subió a un 62%, y para el día de la elección se ubicó en 58%.

La imagen de la televisión como un medio partidario se ha mantenido desde el 2006, la diferencia entre sexenios sólo ha sido de dos puntos porcentuales. El único contraste que se observa es que en 2006 el partido favorecido por la televisión fue el PAN y en 2012 el PRI.

PARAMETRÍA. Encuesta de salida. Representatividad: nacional. Número de entrevistas: 1509 encuestas. Fecha de levantamiento: 1 de julio de 2012. Nivel de confianza estadística: 95% Margen de error: (+/-) 2.5%. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: las secciones electorales reportadas por el IFE. Población objetivo: personas que votaron en la elección para Presidente de la República el día de la jornada electoral.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s